¿Qué alimentos causan estrés?

Salud & Nutrición

En los últimos tiempos de cuarentena, nos hemos tenido que adaptar a nuevos ritmos y condiciones de vida, en las que se ha mezclado la dinámica laboral, escolar y familiar en el espacio único de nuestros hogares, creando una situación bastante desgastante, sobre todo para las familias numerosas.

Esta nueva situación ha generado cuadros de estrés severos en muchas personas, que se han visto superadas por la cantidad de exigencias que implica la nueva rutina. También se ha visto agravada por la ansiedad en contexto de pandemia, periodo de incertidumbre, miedo y encierro en que es normal sentirse sobrepasado.

Estas circunstancias, han provocado por otro lado, una condición de sedentarismo crónico y un consumo descontrolado de alimentos que pensamos, nos pueden hacer sentir mejor cuando estamos pasando por momentos de tensión emocional. Y es muy fácil tentarnos a comer cualquier cosa cuando estamos a merced del estrés y la ansiedad. Una reciente investigación de la UDLA, reveló que el 44% de los chilenos subió de peso durante el último tiempo, además de sentirse totalmente agobiados respecto a la pandemia del covid-19.

Hay ciertos alimentos que deberíamos evitar si estamos pasando por periodos de estrés, ya que además de potenciar la liberación de cortisol y noradrenalina en nuestra sangre, también consumen muchos recursos nutricionales de nuestro organismo.

Alcohol

El consumo de alcohol durante la pandemia ha aumentado para aliviar las tensiones, el asunto es que si bebemos alcohol con frecuencia puede provocar problemas hepáticos, circulatorios e inflamatorios, además de la popular “resaca”. El alcohol también deshidrata el organismo y cuando estamos estresados necesitamos mantenernos hidratados. Es necesario beber al menos 2 litros de agua al día, también puede ser beneficioso para nuestro cuerpo tomar bebidas probióticas en vez de bebidas alcohólicas, como el kéfir de agua, ginger beer, tepache y kombucha, entre otros.

Azúcar

Muchas veces el azúcar cumple un rol primordial en periodos de estrés, donde la utilizamos para regalonearnos en circunstancias de tensión emocional. El problema es que el azúcar nos genera un pick de energía, que al principio puede ser beneficioso y excitante, pero cuando cae nos provoca necesidad de volver a comer más azúcar para mantenernos activos. Lamentablemente, el azúcar destruye nuestra flora intestinal, y si estamos estresados, el efecto se multiplica. Lo ideal es reemplazar los procesados por alimentos ricos en hidratos de carbono para nuestro organismo, como pasas, dátiles, fruta fresca, tubérculos, cereales integrales o legumbres, por ejemplo.

Grasas Trans

El estar desgastados emocionalmente, muchas veces nos lleva a evitar cocinar y comer productos procesados o precocinados, que la mayor parte de las veces contienen grasas hidrogenadas, las cuales aumentan el colesterol en la sangre, el sobrepeso y la inflamación del organismo. El estrés afecta muchas funciones del cuerpo y genera inflamación crónica de bajo grado, por lo que adicionar grasas trans a nuestra alimentación en periodos de estrés podría derivar en problemas gastrointestinales o cardíacos complejos.

Estimulantes

En circunstancias de teletrabajo, el café se ha convertido en uno de los infaltables de la rutina laboral dentro de casa. Sin embargo, si nos encontramos estresados, la cafeína no es un buen aliado, ya que estimula la formación de las hormonas del estrés por parte de las glándulas suprarrenales, algo innecesario siendo que nuestro cuerpo se encarga de fabricar las cantidades precisas para el organismo. El beber café con frecuencia multiplica el nivel de hormonas del estrés en la sangre. Además, algunas personas pueden necesitar hasta 6 horas para metabolizar la cafeína, periodo en el que será difícil relajarse o descansar.

Sal

La OMS recomienda un máximo de 5 g de sal por día, lo cual parece sencillo si contamos la cantidad de sal que agregamos a nuestras comidas caseras. Sin embargo, muchos productos envasados contienen sal. El exceso de sal en nuestra vida puede derivar en patologías relacionadas con el estrés como: hipertensión, retención de líquidos, insuficiencia cardíaca, trastornos gástricos, problemas de huesos, mal funcionamiento renal y varices. La recomendación, además de ser cautos con la sal, es consumir una sal de buena calidad como la de mar o cordillera.

Cacao

El cacao amargo es un aliado para combatir el estrés debido a que provoca placer, secretando hormonas de la felicidad (endorfina y serotonina). El problema con el chocolate, es que la mayoría de los que se encuentran en el mercado contienen demasiada azúcar y poco cacao, por lo que el efecto sería contraproducente. Debemos elegir chocolate negro con poca azúcar, si queremos recibir sus beneficios, sin olvidar que el chocolate también contiene cafeína.

Ahora, ¿Qué nutrientes nos pueden ayudar a combatir el estrés?

Proteínas

Los aminoácidos son fundamentales para formar neurotransmisores y regenerar tejidos, sobre todo cuando hemos pasado por períodos de agotamiento emocional. Las puedes encontrar en huevos de gallinas felices, carnes de animales de libre pastoreo, pescados, quínoa, semillas y frutos secos.

Grasas Saludables

Además de generar sensación de saciedad, favorecen el funcionamiento cerebral correcto. La palta, los huevos de gallina feliz, los aceites vegetales de primera prensión, los pescados y algunas semillas (chia, linaza y amapola) son ricas en ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y Omega6, fundamentales para mantener el estrés a raya y un corazón saludable.

Hidratos de carbono celulares

Ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre, son una buena fuente de energía, fomentan la formación de sustancias que regulan el estrés y promueven un buen descanso. Los puedes encontrar en los cereales integrales, las legumbres, el zapallo, el camote y las papas.

Vitaminas y minerales

Indispensables para prevenir la inflamación del organismo, las puedes encontrar en todas las frutas y verduras. Además de aportar fibra, contienen altos niveles de antioxidantes, los cuales favorecen la salud mental, cardiovascular y reducen el riesgo de sufrir hipertensión.

Por último, recordar que en tiempos de pandemia es necesario cuidar lo que comemos, respetar los horarios en que nos alimentamos, y crear atmósferas agradables para comer: ambientes relajados, libres de pantallas y distracciones para disfrutar nuestros alimentos.

Aldea Nativa ofrece una amplia gama de alimentos para combatir el estrés, conócelos aquí.

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0